Un empate cierra la serie de las 'Redsticks' ante Nueva Zelanda

La selección española femenina de hockey hierba ha acabado el 4º partido ante las neozelandesas firmando las tablas a tres tantos.

Tea-party deporte

Tea-party deporte


15 de junio de 2017, 12:00

La selección española absoluta femenina ha cerrado esta tarde su serie de 4 partidos con un empate ante Nueva Zelanda (3-3). Un resultado que hace que las pupilas se marchen con un balance ante las oceánicas de 2 victorias y 2 empates.

Pero lo que es más importante, son las buenas sensaciones que ha mostrado el equipo durante esta semana en Terrassa, que alarga las ya buenas en los encuentros ante Inglaterra en Madrid.

El enfrentamiento, disputado en el campo de Les Pedritxes, pareció en parte un calco al anterior en sus primeros minutos. Así, al igual que sucedió en Can Salas, Nueva Zelanda se adelantaba en el mismo minuto por mediación, esta vez, de Kirsten Pearce (0-1, minuto 10).

Con la ventaja visitante por la mínima arrancaba el 2º cuarto. Un período donde España subió líneas. Así, pronto se llevó la bola al área neozelandesa. No tardó mucho en fructificar estas aproximaciones en el tanto del empate. Lo hacía Beatriz Pérez, que culminaba una buena jugada de la parcela ofensiva española (1-1, minuto 18). Las ‘Redsticks’ se metían en partido y más, cuando las ocasiones comenzaron a florecer. Sin embargo, estas oportunidades no fructificaron en gol.

Si lo harían al superar el ecuador del choque. Lo conseguía Rocio Ybarra, que consumaba una remontada momentánea (2-1, minuto 36), ya que casi en la continuación, Jordan Grant retornaba el empate al electrónico (2-2, minuto 37).

El tanto le dio confianza a nuestro rival, el cual apretó en los siguientes minutos. De aquí surgió una acción que Pippa Hayward acertaba con la portería española (2-3, minuto 43). Ahora la ventaja se ponía a favor de las jugadoras dirigidas por Mark Hager.

Quedaban quince minutos, tiempo suficiente para que España pudiera cambiar el signo del marcador. Y así lo consiguió a base de diversos intentos. De uno de ellos era Carola Salvatella quien acababa por ver la red contraria, en lo que suponía un nuevo empate a la postre definitivo (3-3, minuto 51).

Con la conclusión de este partido se cierra la serie de encuentros de preparación a la espera de la publicación mañana de la lista de convocadas para una World League de Bruselas, a la que se partirá el próximo sábado a primera hora de la mañana.

Derrota de los ‘Redsticks’

Derrota de la selección absoluta masculina en el 2º encuentro que le medía a Bélgica este fin de semana (2-3). Al igual que en el anterior, en el Estadio Martí Colomer, en Can Salas, los ‘Redsticks’ también han caído por la mínima.

Un encuentro que repetía el comienzo del anterior, arrancando con una subcampeona olímpica con ganas de imponerse sobre España. Pronto se les pondría todo de cara con el primer penalty córner que materializaba Nicolas De Kerpel (0-1, minuto 6). Duro golpe que aún se haría mayor con el 2º antes de finalizar el período inicial, obra de Dorian Thierry (0-2, minuto 11).

En los últimos instantes del mismo llegaba España con claridad a la portería contraria, síntoma inicial de la mejora que presentaba en el 2º cuarto. Las aproximaciones se hicieron más constantes, y así llegaba la oportunidad desde el penalty córner. La buena intervención de Guscassoff evitaba el que se abriera la cuenta. Sería la antesala del tanto de Quique González de Castejón, muy incisivo durante todo el partido, que remataba un buen servicio al centro del área (1-2, minuto 22). Poco duró la alegría, ya que Victor Wegnez aprovechaba un error de la zaga española para volver a poner la doble ventaja en el marcador (1-3, minuto 25).

Los de Fred Soyez reaccionaron bien. Se fueron al ataque en búsqueda de un tanto que les metiera en partido. Lo consiguieron poco antes de llegar al descanso. Una penetración por banda derecha de Álex De Frutos, terminaba en un rechace que acababa en el fondo de la red belga (2-3, minuto 29).

Gol psicológico con el que se volvió del descanso. Un tiempo en que España tomó las riendas de un partido que se puso del lado hispano. Las internadas por banda y las acciones rápidas de los delanteros llevaban mucho peligro ante la portería defendida ahora por Vanasch. La tuvo Álvaro Iglesias, con un disparo que salía algo desviado. La tuvo González de Castejón, con intervención de mérito del guardameta rival para despejar. Y la tuvo Pau Quemada desde el penalty, con una mano salvadora del cancerbero para impedir el empate.

Sin variación en el electrónico se llegó a los últimos 15 minutos, donde el guión siguió por los mismos derroteros. Vicenç Ruiz, Marc Serrahima o Ricardo Santana eran un quebradero de cabeza constante para los zagueros de Bélgica. Se volvía a repetir desde el penalty con otra buena intervención de la retaguardia contrincante y una última, con la bola que se estrellaba en el larguero. Sin embargo, la misma no quiso entrar, condenando a España a una nueva derrota para cerrar la serie.

El equipo nacional descansará ahora hasta el próximo sábado día 17, donde volverá a juntarse en Terrassa, para después partir el día 21 a la disputa en Alemania del torneo de Hamburgo.

 

Recomendar

Comentar