Trato desigual a las chicas en el 3x3 de la Feb en Málaga

Participantes en el 3x3 de Málaga. Fuente: AD

Participantes en el 3×3 de Málaga. Fuente: AD


 

El torneo de baloncesto callejero que ha celebrado la federación española bajo el programa ‘Universo Mujer’, en la capital malagueña, ha dejado a las senior en pistas peores, sin supervisores y con recortes de tiempo en sus partidos.

Laura Pérez Torres

Laura Pérez Torres


26 de julio de 2016, 22:00

Málaga fue la ciudad que acogió el sábado el circuito Plaza 3×3 organizado por la Federación Española de Baloncesto (Feb), pero aunque paradójicamente ha estado bajo el amparo del programa ‘Universo Mujer’, de nuevo fue la categoría senior femenina la que sufrió un trato desigualdad con respecto a la masculina. Desigualdad que también existió con las categorías inferiores.

La céntrica Plaza de la Marina en la capital de la Costa del Sol fue el lugar elegido por la organización para ubicar las pistas, que se volvieron a asignar cuando comprobaron que las que estaban destinadas a las mujeres eran mejores que las de los chicos. Así, “la organización decidió que se cambiaran las chicas a las pistas que estaban medio rotas y se levantaban las piezas del suelo, y nos dejaron este campo a nosotras”, comentaron algunas de las participantes.

Además, cada partido de la categoría senior masculina contó con 2 personas encargadas de supervisar e intervenir en caso de jugadas conflictivas, en la femenina no hubo ninguno. Este hecho también ocurrió en el resto de categorías inferiores.

Asimismo, por falta de tiempo hubo partidos femeninos que se acortaron varios minutos (5 ó 6), hecho que no ocurrió en los masculinos. “Esto pasó en partidos senior femenino”, informaron las jugadoras de un evento cuya embajadora fue Amaya Valdemoro, representante del programa ‘Universo Mujer’, proyecto para promocionar el deporte femenino.

La indignación también saltó al sector de los progenitores, donde en categoría cadete señalaron que “casi todos los partidos los jugaron en las pistas exteriores, que eran proclives a lesiones ya que estaban sobre el suelo gastado de la plaza”, explicaron algunos de los padres asistentes que insistieron en que “incluso en la final tuvimos que mendigar para que las dejarán jugar en la pista resbaladiza que les quitaron a las seniors; al menos era mejor”.

La final cadete femenina tuvo ‘supervisores’ cuando qudaron 2 minutos porque “teníamos amistad con algunos árbitros”, explicaron e hicieron hincapié en que “la persona encargada del micrófono empezó la entrega de premios sin preocuparse de que todavía la final cadete femenina estaba en juego, donde había campeonas de España o jugadores que habían estado en la selección española sub-15″.

De este modo, los padres insistieron en que “es una vergüenza, por lo que no cuenten con nosotros para otra ocasión, y es una pena porque se merecen un apoyo mayor”. Por su parte, las jugadoras participantes presentarán un escrito de protesta a la entidad federativa.

Recomendar

Comentar