Román Martínez: “Merecemos ir a los Juegos de Río, sería la consecución de un sueño”

El jugador zaragozano de goalball, Román Martínez, durante un partido.

El jugador zaragozano de goalball, Román Martínez, durante un partido.

Antonio Rodríguez Rojas

Antonio Rodríguez Rojas


29 de Junio de 2015, 15:53

Es integrante de la selección española de goalball, modalidad de deporte paralímpico para deficientes visuales y fue uno de los artífices de algunos éxitos como la medalla de plata en el Campeonato de Europa de Turquía 2013. El jugador zaragozano Román Martínez afrontará junto a sus compañeros el reto de conseguir una plaza olímpica para Rio 2016 en el próximo Europeo de Kaunas, Lituania, del 5 al 12 de julio. Este premio supondría la vuelta del goalball español a la competición más importante a nivel deportivo desde Pekin 2008.

Pregunta.- ¿Cómo afrontan el Europeo?

Respuesta.- Es la última oportunidad para ir a Río. Se clasifican 10 selecciones y ya lo han conseguido el anfitrión, Brasil; los 3 primeros en el Campeonato del Mundo en 2014 que fueron Finlandia, Estados Unidos y Brasil, este último ya clasificado por lo que solo se dieron 2 y luego Lituania, China y Suecia que se clasificaron en el Preolímpico. Por lo tanto, ya hay 6 plazas otorgadas y quedan 4 para cada continente.

Román Martínez. Fuente: AD

Román Martínez. Fuente: AD

P.- En este Europeo estarán países como Ucrania y Turquía que aún no han conseguido ese billete, ¿cómo ve a sus rivales?

R.- No creo que Ucrania este ahí. Si veo a Turquía, Alemania, República Checa y España.

P.- ¿Que destacaría de esas selecciones?

R.- Lo que más destacaría es que son dos países, sobre todo Turquía, con una aportación al deporte adaptado muy superior al que tenemos en España. Tenemos más ayudas si nos comparamos con nosotros mismos hace 20 años y estamos mejor con el plan de la Asociación Deportes Olímpicos (ADO) y otros, pero no competimos con nosotros en esa época sino con otros países. Turquía hace 20 años estaba muy atrás y España era una potencia y ahora están muy por encima. Eso también ocurre con Alemania, Suecia, Finlandia, Estados Unidos y Brasil. En el caso de Turquía, en el Europeo hace 2 años llevaban concentrados mes y medio antes del campeonato y nosotros nos concentramos los 5 días previos. Allí le ganamos en semifinales pero lo normal si comparamos el trabajo es que una selección que trabaje tanto, al final tenga mejores resultados que otras que por diferentes circunstancias no tienen las mismas posibilidades.

P.- ¿Cómo están siendo sus entrenamientos de cara a este Europeo?

R.- La selección la componen jugadores de Canarias, de Cataluña, Sevilla, Madrid y yo de Zaragoza. Si partimos desde el Mundial en julio, pasó el verano, luego empezamos la pretemporada con nuestros equipos y jugamos la Liga. A nivel de selección nos hemos juntado en un torneo amistoso en diciembre, otro amistoso 2 semanas antes del Preolímpico en Lituania y luego 3 días antes de ir a los Juegos Mundiales en Seúl. Esa fue la preparación como selección. Ahora vamos a tener los 6 días previos a Lituania y eso es todo. Es lo que hay y sabemos como están las empresas a nivel nacional, lo que pueden aportar y el plan ADO. Tenemos que saber donde estamos y trabajar lo máximo posible y esto lo hacemos con nuestros clubes porque las posibilidades de juntarnos son más dificiles que hace algún tiempo. Tenemos calidad pero el deporte de élite tiene que reunir la calidad con el trabajo y nosotros hacemos lo que podemos.

P.- ¿Cómo es el trabajo especifico que hacen a nivel de selección en las concentraciones antes de los torneos?

R.- Hace poco en mi Facebook, en relación al Mundial de fútbol femenino, puse que deportista de élite no es lo mismo que deportista mediático. Pero que siendo de élite y no mediático es al menos igual que uno si es mediático aunque luego el reconocimiento sea diferente. Mi preparación a nivel deportivo es la misma que cualquier deportista que sale en la televisión. Tengo 3 días de entrenamiento físico donde trabajo potencia y velocidad y 2 días de pista que es totalmente técnico como precisión, jugadas, movimientos en el campo. Cuando nos concentramos con la selección debemos estar muy bien físicamente para unas sesiones diarias de 10 a 13.30 horas y de 17 a 20.oo horas donde preparamos aspectos tácticos y técnicos que es lo que nos falta por no haber jugado mucho juntos. Hay muchos amistosos durante el año pero cuesta dinero y la Federación no lo puede pagar.

La selección de goalball. Fuente: AD

La selección de goalball. Fuente: AD

P.- Hay deportistas que consiguen retos importantes y por no salir en televisión no se ven…

R.- Sí y no solo en deporte adaptado. Ahora mismo el fútbol sala y el balonmano que antes eran profesionales ahora son medio amateur y profesionales. ¿Vamos a pedirle al equipo español que en las próximas Olimpiadas tenga que estar entre los 3 primeros del mundo? No me parecería justo. Si están todos en igualdad de condiciones y se decide por tema de cultura estaría bien pero si en Francia se invierte más, lo normal es que esté por encima de España. En el deporte adaptado va a ser lo mismo y lo que ocurre es que como este deporte tiene tan buena imagen y España necesita iconos, resulta fácil, bonito y al final es un deportista de élite. Los deportistas individuales como un nadador o una atleta son más sencillos de atraer a los medios y cuando ganan unos Juegos se invierte en ellos para que sean su imagen. Invertir dinero en la base serviría para que en lugar de que el seleccionador tenga que elegir entre 8 o 9 a un alto nivel, lo haga entre 20-30.

P.- ¿Que destacaría de sus compañeros de selección?

R.- El compromiso y la unión. Somos un equipo en mayúsculas y cuando perdemos nadie reprocha a nadie. Ganamos todos y perdemos todos. Si no hay buen ambiente de grupo es difícil estar 6 años juntos. El compromiso que tenemos es innato y estamos deseando de que llegue el verano para estar juntos.

P.- Para la próxima temporada, ¿va a continuar en su club actual?

R.- Sí. Mi objetivo es ir a Río pero si no se consigue no se si aguantaría otro ciclo porque ya tengo 30 años. Si decidiera no continuar en la selección si seguiría en mi club porque tuve la suerte de estar con un jugador paralímpico que fue a 3 Juegos Olímpicos y me sirvió mucho y ahora tenemos jugadores de 17 y 18 años que me encantaría que terminaran su formación y que tuvieran a alguien de alto nivel que les explicara lo que obtienes con experiencia.

La selección española. Fuente: AD

La selección española. Fuente: AD

P.- ¿Qué significaría para usted y para el goalball español estar en Río?

R.- Sería la consecución de un sueño de mucho tiempo. He estado en 3 europeos, 2 mundiales y 2 preolímpicos. Cuando no estaba en la selección para mí lo máximo era formar parte de ella y cuando entré quería ir a un Europeo y a un Mundial. Eso ya lo he vivido y sé lo que es sentirse importante durante esos días. Solo me faltan los Juegos Paralímpicos que es lo único que me mueve a entrenar. Entiendo que para el goalball español sería un respaldo para los jóvenes porque al final el problema para el deporte adaptado es que se mezcla todo. Si fuéramos a Río las inversiones serían superiores y sería bueno para los que vienen detrás. Pienso en lo que hemos trabajado y merecemos ir a los Juegos de Río para vivirlos juntos.

P.- ¿Cómo fueron sus inicios en el goalball?

R.- Antes hacía atletismo y fui a un Europeo júnior en Praga. A los 19 años tuve un momento en el que debido a mi enfermedad visual iba a necesitar guía, algo que no había necesitado antes, y tenía que buscarlo. Yo entrenaba mañana y tarde, empezaba la Universidad y dejé de tenerle tanto cariño al atletismo. Un grupo de amigos de la ONCE me hablaron del goalball y lo primero que pensé es que en diciembre ellos no pasaban frío y yo estaba harto de entrenar en ese clima. Ningún deporte es tan fácil como parece y el goalball tampoco. Le vas cogiendo el gusto y ahora mismo es un deporte que me parece completo para la formación personal de alguien. Exige concentración todo el momento y si cometes un fallo lo acaba pagando todo el equipo y se acaba el partido. Como el balón vaya por tu lado y no estés concenrrado va a ser gol. Debes ser capaz de superar malos momentos, controlar los buenos y saber lo que hace tu equipo y el contrario. A mi me ha ayudado mucho al crecimiento personal y a controlar los nervios y la presión.

Recomendar

Comentar