Málaga clausura los XXI Juegos de Trasplantados y cede el testigo a Newcastle

La 21ª edición de los Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados, que comenzó el pasado domingo, fue clausurada este sábado en el estadio Ciudad de Málaga con una ceremonia que culminó con la cesión del testigo organizativo a Newcastle (Inglaterra), que los acogerá en 2019.

Tea-party deporte

Tea-party deporte


2 de julio de 2017, 20:00

Tras 7 días de actividades y competiciones en 17 disciplinas diferentes, con 2.214 participantes de 52 países, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, presidió los actos de clausura de estos Juegos, que comenzaron con un desfile de los voluntarios y continuaron con un homenaje al malagueño Pablo Ráez.

Durante este recuerdo al joven marbellí, fallecido por una leucemia el pasado febrero y que se hizo famoso por su lucha en favor de la donación de médula ósea, representantes de todos los países participantes enterraron los cepellones para la creación del Bosque de las Segundas Oportunidades.

Posteriormente, se procedió a la bajada de la bandera de los Juegos Mundiales de Trasplantados a los sones de su himno oficial y el alcalde de Málaga se la entregó a Graham Wylie, presidente del Comité Local Organizador de la próxima edición, que se celebrará en Newcastle en 2019.

Estos Juegos, que han disputado por 1ª vez en España y se organizan cada dos años, tienen como finalidad concienciar sobre la importancia de la donación de órganos para salvar vidas y demostrar los beneficios de la práctica deportiva para las personas que han sido trasplantadas.

Recomendar

Comentar