La 'ÑBA' en silla se baña de plata en Río

Selección española masculina de baloncesto en silla. Fuente: CPE

Selección española masculina de baloncesto en silla. Fuente: CPE

La selección masculina española de baloncesto en silla de ruedas ha caído en la final con la todopoderosa EEUU por 52-68 y sube al 2º cajón del podio en los Juegos Paralímpicos haciendo historia en el deporte español.

Laura Pérez Torres

Laura Pérez Torres


18 de septiembre de 2016, 00:30

España ha logrado una plata que sabe a gloria y huele a historia en la prueba masculina de baloncesto en silla de ruedas en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. La final ha enfrentado a la ‘ÑBA’ en silla con la gran favorita, EEUU, pero los españoles no han perdido nunca la cara al partido y han luchado hasta los últimos minutos. El estandarte español ha sido Alejandro Zarzuela con 20 puntos, mientras que por los americanos, con la misma puntación, ha destacado Jake Williams.

España se llevó el salto inicial y ambas selecciones se plantaron sabiendo que la victoria se labraría desde una posicionada e intensa defensa, y así lo demostraron. Alejandro Zarzuela fue el único anotador español de este periodo. El marcador se congeló unos minutos con el 6-2 a favor de los jugadores de José Artacho, pero Brian Bell empató a 6 a falta de 3 minutos.

Los fallos se sucedieron en ambos equipos y los rebotes se volvieron fundamentales. EEUU intentaba destruir desde arriba el juego español y Steve Serio puso por delante (8-10) a su equipo. De nuevo Bell cerró el primer cuarto con 4 puntos de ventaja (8-12).

En el inicio del 2º cuarto, España empezó más enchufada y empató el partido gracias a sendas canastas de Jordi Ruiz y Asier García. Las precipitaciones y la presión de los norteamericanos con 2 jugadores sobre el director de juego español empañaron unos minutos donde EEUU volvió a ponerse por delante (12-18).

Jordi Ruiz desatascó el ataque de España a los 5 minutos y la movilidad de los jugadores de Artacho empezó a fluir por el parqué (20-21). El ataque norteamericano tenía que exprimirse al máximo para anotar, la concentración de los españoles y su intensidad desafiaban a toda una selección de EEUU.

La rotación de Ron Lykins daba resutado y dominaban el luminoso. El balón se le salió del aro a Jordi Ruiz; de nuevo el punto negro de España, el tiro exterior, y la réplica en forma de triple de Jake Williams alejaba a los estadounidenses. Pero Pablo Zarzuela, con un 2+1, dejó más cerca a los españoles al descanso (23-29).

La reanudación se inició con una jugada ‘made in Spain’ entre Asier y Alejandro, aunque la réplica de los estadounidenses, con 12 medallas paralímpicas en su haber, no se hizo esperar y anotó Bell, muy intenso en la defensa, provocando una dinámica positiva para los suyos que se catapultaron en el marcador con claras situaciones de superioridad (25-35). Tiempo muerto de Artacho.

España regresó con menos precipitación en el ataque, moviendo el balón con más cabeza que corazón y desinflando el colchón de EEUU (36-39). Fueron los minutos de Pablo Zarzuela arropado por un gran Jesús Romero que provocaron el tiempo muerto de Ron Lykins. 

A falta de 2 minutos para concluir el 3º cuarto, Steve Sirio acertó desde la línea de 6,75, aunque España seguía ambicionando el oro sumando con rápidas transiciones y una férrea defensa (42-47) y los últimos 10 minutos lo decidirían todo.

Alejandro Zarzuela abrió el marcador en el último cuarto y Artacho dio descanso a Romero por una de sus torres, Amadou Tijane Diallo. Los norteamericanos volvían a impedir el ataque español y la frustración provocó que le señalaran a Asier García una falta antideportiva (44-52). Trevon Jenifer, en defensa, y Jake Williams, en anotación, hicieron despegar las alas de la selección estadounidense hacia el podio (44-56).

El acierto español menguó y con ello las opciones del oro paralímpico. Un triple de Jordi Ruiz acercó a España, aunque Williams seguía a lo suyo y aumentaba su estadística desde la línea de tiro libre. Asier García también sumó desde la línea de 3 (52-64, a falta de 1 minuto).

Fue el momento que eligió Artacho para homenajear a todos los jugadores y entraron a pista Jaume Llambi, Agustín Alejos, Carlos Vera… todos y cada uno de los 12 componentes que han hecho posible la trayectoria de la selección en Río. Nate Hinze anotó la última canasta de la final (52-68) y España despertó de su sueño paralímpico con destellos de plata.

“Ha sido un partido contra el rival más potente de la competición y han merecido la victoria y la medalla de oro”, declaró tras la final José Artacho, quien señaló que aunque “triste” por la derrota, “ahora toca disfrutar la medalla de plata que no está nada mal porque los jugadoras lo han dado todo”.

Recomendar

Comentar