La esgrima española tampoco estará representada en Río

El tirador español, Fernando Casares, durante un combate en Baku. Fuente: COE

El tirador español, Fernando Casares, durante un combate en Baku. Fuente: COE

El fiasco de los pasados Juegos Olímpicos de Londres se repite ya que ningún tirador ha conseguido la plaza en el torneo preolímpico disputado en República Checa.

Antonio Rodríguez Rojas

Antonio Rodríguez Rojas


17 de Abril de 2016, 17:49

No habrá esgrima española en Río. La sombra de Londres 2012 parece seguir acechando a este deporte en nuestro país ya que ningún tirador ha conseguido clasificarse en el torneo preolímpico celebrado este fin de semana en Praga, República Checa.

En esta jornada entraban en competición el sable y la espada femenina y el florete masculino con 3 españoles en la lucha por las plazas olímpicas. La primera en debutar era Alejandra Cisneros en espada femenina que pese a su buen rendimiento en poules (3 victorias y 2 derrotas) no podía pasar de los octavos de final al perder contra la polaca Knapik-Miazga (15-14) en un combate muy igualado en el que ambas tuvieron opciones de llevarse el triunfo.

La misma situación se repetía con nuestra sablista, Araceli Navarro. La olímpica en Pekín 2008 comenzaba de forma sensacional la competición ganando las poules con 5 victorias y ninguna derrota. Con tales sensaciones las ilusiones por conseguir el objetivo aumentaban. Clasificada directamente para los cuartos de final, Navarro se encontraba con la georgiana Kakhiani, una rival a priori asequible para ella. Lejos de la realidad la tiradora del este se mostraba intratable dominando siempre el marcador para llevarse la victoria (15-11) y dejar a la española fuera de otra cita olímpica como ya sucediera en Londres.

Solamente nos quedaba Carlos Llavador como el salvador de la esgrima española. El floretista, primer favorito del preolímpico, estaba exento de las poules y los octavos de final por tener el mejor ranking de todos y comenzaba directamente en los cuartos de final. En esa fase se encontraba al austriaco Pranz, cabeza de serie nº9, que no le ponía las cosas fáciles al español que en todo momento era animado por el público para tratar de llevarle a la victoria. Por desgracia eso nunca pasó ya que Pranz se llevaba la victoria por 15-8 y eliminaba a Llavador y con él se iba la última opción de tener representación en este deporte.

Recomendar

Comentar