España despierta a una Serbia intratable

Marc Minguell lanzado a portería. Fuente: @rio2016_es

Marc Minguell lanzado a portería. Fuente: @rio2016_es

Los chicos de Gabi Hernández han realizado el peor partido de los Juegos y han despertado a los tan temibles jugadores serbios. Por 4º Juegos consecutivos España pierde en los cuartos de final.

Javier Enrique García

Javier Enrique García


16 de agosto de 2016, 19:16

La Selección Española de waterpolo ha caído en cuartos de final contra Serbia en un partido muy pobre para lo mostrado en el torneo. Los mirlos de Gabi Hernández han estado muy desafortunados en el ataque contra una muralla serbia que bloqueaba tiro tras tiro. Nadie quería enfrentarse a los serbios y eso que habían quedado en cuarta posición en su grupo. Se han quitado toda la presión de encima y han presentado su candidatura oficial para alzarse con el primer oro olímpico de su historia.

En la previa a los Juegos de Río todos los jugadores españoles querían evitar a Serbia hasta una hipotética final. El portero de la Selección Española, Dani López-Pinedo, era uno de los que deseaba de todas las maneras no jugar en cuartos contra ellos y durante el partido se ha visto este sentimiento en el ánimo de los jugadores.

El encuentro disputado en el Centro Acuático Maria Lenk comenzó con una España muy imprecisa y echada para atrás cuando tenía que defender. Era una invitación en toda regla para los cañoneros serbios que despacharon la defensa española con un parcial de 4-1. Stefan Mitrovic acalló muchas bocas durante el partido y demostró por qué algunos piensan que es el mejor jugador de waterpolo del mundo.

Los guerreros de Dejan Savic se apoyaron desde el principio en el portero Branislav Mitrovic para parar a un Guillermo Molina inconmensurable. Posiblemente, el mejor jugador de España en un primer período para olvidar. En el segundo tiempo pudimos ver a los españoles con otra cara y sustentados por un espléndido Dani López-Pinedo que hizo algunas paradas de mucho mérito.

España se acercaba al marcador con varios tantos de un Alberto Munarriz que luchó muy bien en la boya contra los serbios. Varias expulsiones y ataques con superioridad daban esperanzas de la remontada, pero los serbios daban dos zarpazos más para recalcar una vez más quién es el mejor equipo de waterpolo. Con un tanto de Marc Minguell los españoles se ponían a dos pero los serbios tenían muy bien atado el partido de principio a fin. España se despide de estos Juegos con una sensación muy mala tras haber quedado primera de grupo contra selecciones muy potentes como Italia y Croacia y haber perdido contra Serbia jugando un encuentro muy por debajo de sus posibilidades.

Recomendar

Comentar