Carolina Marín: “Es una derrota dura de la que tendré que aprender”

La bicampeona del mundo de bádminton, Carolina Marín, durante un partido. Fuente: badminton.es

La bicampeona del mundo de bádminton, Carolina Marín, durante un partido. Fuente: badminton.es

La jugadora de bádminton onubense hace autocrítica y ya piensa en las soluciones para volver a lograr el título.

Tea-party deporte

Tea-party deporte


28 de agosto de 2017, 12:00

La española Carolina Marín, vigente campeona mundial y olímpica de bádminton, reconoció tras ser eliminada en la Copa del Mundo de Glasgow por la japonesa Nozomi Okuhara, que es una derrota “dura” para ella de la que tendrá que aprender y prometió seguir entrenando para volver “más fuerte”.

“No ha sido suficiente el partido. Es una derrota dura para mí pero al final tengo que aprender de esto, revisar bien el partido para ver bien la causa que me ha hecho perder un punto importante en el 15-14 del tercer set”, explicó la andaluza en unas declaraciones facilitadas a Efe a la conclusión del encuentro.

Tras no poder renovar su título mundial ni convertirse en la primera jugadora que gana tres ediciones consecutivas, Marín apostó por seguir preparándose para las siguientes competiciones y fijarse “nuevos objetivos” que le hagan volver “más fuerte” a las pistas.

La española perdió este viernes con la japonesa Nozomi Okuhara en un épico partido de cuartos de final de 93 minutos resuelto finalmente a favor de la asiática por 21-18, 14-21 y 21-15.

Por su parte, el jugador del Recreativo IES La Orden Pablo Abián lamentó su adiós por lesión del mundial y aseguró que ya piensa en recuperarse de la lesión “lo antes posible”.

Abián sufrió un tirón en el isquio en el partido que le enfrentaba al indio Sameer Verma cuando jugaba el segundo set de su primer partido, que lo perdía 17-4, después de ceder también el primero por 21-8.

El aragonés lamentó en las redes sociales que la lesión le dejó “sin opciones de poder luchar como lo habíamos preparado” contra este rival, al que ya había ganado una vez y tenía bien estudiado.

A pesar de la mala fortuna de lesionarse en la cita más importante del año, el jugador español expresó que “en estas situaciones hay que ser positivos y pensar en recuperarse lo antes posible para estar a tope en el próximo campeonato y poder celebrar los puntos”.

Abián tenía como objetivo igualar la llegada a la ronda de octavos de final, que ya logró en los años 2011 y 2013.

Y al borde de los cuartos de final se quedó la otra española en liza, Beatriz Corrales, que a punto ha estado de dar la gran sorpresa. Su derrota ‘in extremis’ en el tercer set ante la china Sun Yu le dejó una sensación agridulce.

Recomendar

Comentar